Japón se abre a las importaciones de vino

Japón se abre a las importaciones de vino

A pesar de que tradicionalmente el sake y la cerveza hayan sido las bebidas alcohólicas más consumidas en Japón, cada vez son más los japoneses que acompañan con una copa de vino sus comidas. El consumo de vino por fin comienza a ser habitual entre los japoneses.

Según un informe realizado en Japón por el fabricante de bebidas Kirin, el consumo de vino se ha incrementado en más de un 30% a lo largo de la última década. Son varios los motivos que explican este aumentos de las ventas de vino, entre ellos la diversificación de la dieta, los cambios en el estilo de vida y el desarrollo de la economía del país en los últimos años.

A pesar de que cada vez son más las empresas japonesas que producen su propio vino, casi el 70% de las ventas corresponden a vino importado de otros países. E incluso muchos de los vinos japoneses están elaborados a partir de ingredientes importados.

Los acuerdos de libre comercio firmados entre Japón y la Unión Europea eliminarán impuestos aduaneros para todos los licores, incluyendo el vino, haciendo que bajen los costes para la importación y exportación entre ambas regiones. Los productores de vino europeos pueden aprovechar esta oportunidad para comercializar sus productos en un mercado cada vez más interesado en el vino.