Avance del comercio global

Comercio global

Avance del comercio global

El comercio global, que se sitúa en niveles previos a la crisis, se recupera enérgicamente.


 

La ONU resalta que el comercio global solo estuvo cuatro trimestres en negativo, por los más de nueve de la Gran Recesión. Se espera un avance de época.

Recuperación en Latinoamérica

En Latinoamérica, el comercio en el primer trimestre creció 6% en las exportaciones y 11% en las importaciones del primer trimestre frente al mismo periodo de 2020.

Pese al impacto que supuso la crisis por la pandemia en el comercio internacional, este ha logrado recuperarse rápidamente, tanto así que en estos momentos ya volvió al volumen de intercambios que registraba antes de la coyuntura.

Se espera un año de récord

Según el último informe de la UNCTAD, la agencia comercial de la ONU, el comercio mundial creció un 10% en el primer trimestre respecto al mismo periodo de 2020, mientras que el avance fue de 4% frente al periodo previo.

Esto ha permitido, además de recuperar el nivel previo a la pandemia, que la mejora haya sido mucho más rápida que en las dos crisis del comercio anteriores, pues mientras que en esta ocasión la recesión duró cuatro trimestres para recuperar los niveles previos al choque, en la Gran Recesión de 2009 tardó más de nueve trimestres y en la coyuntura del pasado 2015, se demoró más de 13 de estos periodos.

Esto también permitirá que este año, incluso, se podría llegar a nuevos récords, pues mientras que la agencia de la ONU espera que en el segundo trimestre el avance sea incluso mayor que el del primero, en el 2021 en conjunto el crecimiento frente a 2020 sería de 16%.

Tendencias que definirán esos cambios al alza

La UNCTAD ve varias tendencias que definirán el curso del comercio este año, como la recuperación económica, la relocalización, medidas restrictivas, inestabilidad y posibles cambios en el consumo de las personas.

Posibles riesgos

Otro de los riesgos que se identifica es que el endeudamiento masivo al que los países han tenido que recurrir para sostener sus economías durante la pandemia resulte en inestabilidad financiera. Se advierte de que cualquier aumento de tasas de interés aumentaría la presión sobre el endeudamiento público y privado, y tendría repercusiones negativas en las inversiones y en los flujos comerciales internacionales.

Esto sería particularmente cierto en el caso de los países en desarrollo, que tienen un espacio de maniobra muy limitado en materia fiscal.

 


¿Quieres que te ayudemos a sacar tus productos fuera de nuestro país?